21 mar. 2014

ENTREVISTA CON DAVE HOLLAND en 2005 para Tomajazz

Recupero esta entrevista que le hice a Dave Holland hace 9 años con motivo de la visita de su Big Band al Festival Jazz en la Costa de Almuñécar, y que en su día publicó Tomajazz.com

   
  Quisiera agradecer públicamente el trato dispensado a esta casa, Tomajazz, y a un servidor como cara visible de la misma, en el Festival Jazz en la Costa de Almuñécar, por la organización de dicho festival, a la Oficina Técnica de los Festivales de Jazz y a todos aquellos que me facilitaron la realización de esta entrevista. Especial agradecimiento a Juan Jesús, sin cuya colaboración esta entrevista no se habría concedido.
La entrevista se planteó a partir de una serie de preguntas realizadas por un servidor basadas, en parte, en preguntas que personas participantes en los foros de Tomajazz se ofrecieron a plantearme, así como con otras preguntas de cosecha propia. Es por ello por lo que os agradezco sinceramente vuestra colaboración.
Puedes escuchar la entrevista haciendo click aquí: http://www.tomajazz.com/perfiles/holland_2005/holland_2005_interview.mp3 (32 minutes in only 3 Megabytes)
Entrevistador: Diego Ortega Alonso
Traducción-Interpretación: Ana Rojas Tirado
Fotografías durante la entrevista: Pablo Olmos Sánchez

© Pablo Olmos Sánches, 2005

     
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Ha supuesto alguna diferencia sobre el control de sus grabaciones, pasar de grabar en ECM a grabar para su sello propio?
Dave Holland: Claro, de ahí el cambio. He trabajado con ECM durante 34 años, ha sido una relación muy positiva, pero después de este tiempo pensé que la ocasión era buena para asumir más responsabilidad. Llevaba diez años con intención de hacerlo, pero entonces no me era posible.
Ante todo me interesa no depender de nadie. Mi otro objetivo es tratar de sacar partido de los nuevos métodos de distribución, no sólo de las copias en venta en establecimientos, también de las descargas electrónicas, que están en pleno auge.
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Qué opina sobre Internet, la piratería y la influencia de ambos en el mercado discográfico?
Dave Holland: No es algo que me preocupe, creo que es una oportunidad interesante. Está muy bien que la gente pueda acceder a la música también de forma gratuita. Mi intención es ofrecer música gratis en mi página, sin descontar la posibilidad de que se contribuya.
Además, me da la sensación de que las grabaciones son un medio de promoción para los conciertos, que es justo lo que se pretende. Es de las actuaciones en directo de donde proceden la mayor parte de los ingresos así que claro, me parece ventajoso que la gente tenga ocasión de escucharnos previamente.
Me parece que lo que decidimos hacer con la página web, que estará disponible en octubre, es dejar que la gente descargue un tema y no necesariamente todo el álbum, para más variedad.
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: Steve Coleman dispone de una serie de páginas web en las que puedes descargarte un montón de canciones suyas…
Dave Holland: Sí, yo tengo una página desde hace unos diez años en la que se pueden adquirir partituras de la Big Band, hojas de dirección, recortes de prensa electrónicos y más cosas, www.daveholland.com: para que la gente pueda visitarla.

© Pablo Olmos Sánches, 2005
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Puede hablarnos de la influencia del M-Base en su música?
Dave Holland: No sé, es que no puedo opinar. He tocado con muchos músicos que son, o que eran, parte de M-Base, como Robin Eubanks por supuesto, Geri Allen, Marvin “Smitty” Smith, Steve Coleman, pero nunca fui un miembro del grupo.
Es que en mi vida, una de las formas de enriquecerme musicalmente es a través de los músicos con los que toco. Cada uno de ellos podría decir que me ha transmitido el regalo de su inspiración y estos músicos de los que hablaba sin duda han sido parte de esta experiencia, pero no podría decir que M-Base… En realidad se trataba de un colectivo de individuos, no de una filosofía de la música, era un grupo de individuos y cada uno tenía su propio enfoque.
Por eso si me preguntas si M-Base influyó en mi música la cuestión me parece irrelevante, porque lo que me influye son las personas, no una organización.
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Cuál es el papel específico en el que enmarca a Robin Eubanks? Siempre ha hecho como de director del grupo, su brazo derecho…
Dave Holland: Robin es un buen amigo, un gran amigo y un gran profesional y una parte fundamental en la música que hacemos.
¿Podría hacer yo una pregunta? Por el enfoque de la entrevista me parece entender que buscas una conexión especial entre los miembros de M-Base y mi música, quizá sea porque eres un gran admirador de M-Base. ¿Es por eso? ¿A que sí?
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: Aunque las planteo yo, en realidad lo que estoy haciendo es un compendio de preguntas de personas que participan dentro del foro, y hay personas que están muy relacionadas con M-Base y conocen a gente como Cassandra Wilson, Steve Coleman…
Dave Holland: ¿Entonces, me preguntabas si Robin es mi director?

© Pablo Olmos Sánches, 2005
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: Bueno, o si comparten ese papel…
Dave Holland: Bueno, no, en realidad lo que ocurre es que cuando formo un grupo, lo ideal para mí es que cada uno de los miembros participe aportando su creatividad al máximo, es lo que procuro, y así tienen el estímulo para poder dar rienda suelta a sus ideas.
En todas las bandas que he tenido siempre he confiado en que todos los músicos aporten lo que tienen, bien sea ingenio en la composición, habilidad al tocar o ideas en general. Esta es la esencia de un grupo, y en cada uno de los que he formado parte, como Miles Davis, Stan Getz y demás, se ha trabajado de esta manera. Esta música es música de grupo y funciona cuando todos lo dan todo. Así que siempre invito a mis músicos a que lo hagan.
Robin lo ha dado todo a la música. Escribe, toca, es un buen amigo, hablamos de música... Pero hablamos de música con todos, en la Big Band discutimos ideas, compartimos las ideas. En esto consiste el proceso de creación.
También es cierto que tengo que asumir responsabilidades, como presentar una imagen global de lo que intentamos hacer, y para esto tengo que solicitar la ayuda de mis colegas, sin ellos es imposible. Es una tradición, la tradición de Duke Ellington o de Miles Davis. Hay una persona que concibe un plan, pero también hay unos músicos que hacen que este plan se materialice.
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: Si echamos un vistazo general a este festival de Almuñécar, lo primero que nos llama la atención es la presencia de nombres que, como el suyo, han participado en diversas formaciones junto a Miles Davis, como Joe Zawinul o Kenny Garrett.
Dave Holland: Joe Zawinul participó en las grabaciones pero no estaba en el grupo, no hizo la gira, pero sí que aportó mucho a las grabaciones, y a veces a las composiciones…
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: Nos referimos a la coincidencia, tres de ustedes han tocado con Miles…
Dave Holland: ¡Ah, sí! Una reunión de amigos de Miles, ¡qué bonito!

© Pablo Olmos Sánches, 2005
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Qué recuerdo guarda de Miles?
Dave Holland: Mi recuerdo es que era... pues bueno, en muchos sentidos un director magnífico, porque dirigía a base de dar ejemplo y permitía a los músicos que, dentro de su música, encontraran una vía propia de creación, lo cual es un gesto de generosidad porque algunos directores hacen la música para sí mismos ¿no? “Soy YO el director del grupo”... Y Miles no era así. Siempre, después de tocar su solo se retiraba, se apartaba para dejar seguir a la banda.
En ningún momento tuve la impresión de que Miles estuviera intentando demostrar algo o que intentara destacar. No necesitaba intentarlo, ya era más que destacable. Así que es esto lo que recuerdo más de él.
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Qué ha supuesto la incorporación de Nate Smith a su Quinteto sustituyendo a Billy Kilson?
Dave Holland: Para mí Nate es un percusionista estupendo y está lleno de inventiva musical. Bueno, Billy Kilson también era un gran percusionista, pero hay veces que un cambio tiene que producirse, por una razón o por otra. Entonces conocí a Nate hace unos cinco o seis años, en una escuela donde estuve enseñando un tiempo. Allí lo escuché y me dije -“ah, este percusionista es genial, joven y genial…”. Luego Billy Kilson no pudo asistir a algunos conciertos y le pedí a Nate que lo sustituyera, él dijo -“claro que sí, encantado...”. Así que hace casi dos años empezó a trabajar exclusivamente con el Quinteto y también por supuesto con la Big Band. Su energía es muy positiva, se entrega por completo a la música. Y no se puede pedir más así que...
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Alguna vez piensa utilizar piano en sus formaciones? Como admirador de su música, creo que aportaría un color que sería muy interesante.
Dave Holland: Para alguna ocasión especial sí. Hace dos semanas estuve en el festival de “North Sea” en La Haya, había un pianista en la banda, ¡y me encanta poder decir que era Herbie Hancock! Preparamos un programa especial: un concierto con Herbie Hancock, Jack DeJohnette y Chris Potter. El segundo fue la Big Band y el tercero un nuevo proyecto con Trilok Gurtu, el percusionista, un dueto de bajo y percusión.
Volviendo a la pregunta del piano. La razón por la que estoy utilizando el vibráfono es Steve Nelson, porque es un músico increíble, también por la economía del instrumento. El piano puede llegar a ser muy dominante, y a menos que cuentes con Herbie Hancock o algo, cosa poco frecuente... prefiero que alguien apoye la armonía sin sobresalir. Como la guitarra, algunos guitarristas como Kevin Eubanks con quien solía trabajar, y ahora Steve Nelson.
Así que esta es la razón. Mantiene una textura abierta para la armonía, cosa conveniente sobre todo en la Big Band. No interesa tener un montón de acordes de un piano compitiendo con la banda.

Concierto en Almuñécar, Granada. Festival Jazz en la Costa, 2005
©Diego Ortega Alonso, 2005
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Puede hablarnos de influencia de la música africana en su música?
Dave Holland: Yo no diría exclusivamente de la música africana, sino de lo que se conoce como la diáspora de África, cuando, a causa de la esclavitud desgraciadamente, los africanos fueron exiliados a Cuba, Suramérica, América. De esta cultura nació un estilo arraigado en muchas tradiciones africanas que evolucionó de varias formas, y mi influencia es fundamentalmente el jazz, su tradición, desde la herencia afronorteamericana, Nueva Orleáns, hasta su recorrido a través de los años. Este es mi estudio musical.
Pero como me encanta la música, todo tipo de música siempre que sea auténtica y creativa, pues escucho muchas cosas, desde música cubana a rap actual, como Missy Elliott o Busta Rhymes, o música clásica a veces... y claro, todo esto es parte del lenguaje que después uno desarrolla como músico. Tomas todos estos elementos que vas asimilando y tratas de crear una propuesta personal. Pero creo que mi influencia han sido básicamente las tradiciones con origen en África que han viajado por el mundo.
Sí que escucho música africana, tengo muchos discos en mi colección y me encanta, pero podría decir que para mí la base es la tradición jazzística.
Y llevando un batería tan sólido como Smith y un vibrafonista-marimbista como Nelson, ¿no piensa nunca en meter en el grupo uno o varios percusionistas?
Con Nate Smith a la batería tienes percusión más que suficiente, ¡no hace falta más! Bueno, y también el proyecto con Trilok Gurtu es pura perscusión así que, en fin, la percusión me encanta, pero siempre busco que los percusionistas comprendan esa parte de la tradición. “Smitty” Smith, Billy Kilson, ambos conocen las distintas tradiciones del mundo y las reflejan en la música. Esto es crucial para mí, encontrar percusionistas familiarizados con una idea global de la historia de la percusión, no restringida meramente al mundo del jazz.
Es cierto que Nate procede de la música de iglesia, el rhythm and blues, el hip hop, y estos ritmos se acaban plasmando en la música. Para mí es lo que le da valor a la música en estos últimos tiempos, que hemos ido añadiendo parte de los nuevos lenguajes que se van desarrollando.

Concierto en Almuñécar, Granada. Festival Jazz en la Costa, 2005
©Diego Ortega Alonso, 2005
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: Y también la posibilidad, la increíble posibilidad que le habrá permitido participar en un sello como ECM, en el que existe tantísima variedad de estilos musicales. Mientras hablábamos de la música africana me estaba acordando de ese pedazo de disco que tiene con Anouar Brahem, fantástico…
Dave Holland: Anouar es increíble sí... Lo vi hace poco, en “North Sea”, ya hacía dos o tres años que no tocábamos juntos y estuvimos hablando, y diciendo -“pues, tenemos que repetir”, así que espero que lo hagamos. Es un músico extraordinario, hicimos dos giras europeas juntos después de “Thimar” y fue una experiencia maravillosa. Estoy deseando que se presente otra oportunidad.
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: Thimar, ¡es buenísimo!
Dave Holland: Sí, sí, muy bonito, muy especial sí, también me encanta.
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Cuál va a ser el siguiente paso en su carrera discográfica? ¿Hay algún nuevo proyecto aparte de su Quinteto y la Big Band?
Dave Holland: Trilok... Claro que también estamos grabando un nuevo disco con el Quinteto que saldrá el año que viene, es el siguiente trabajo que saldrá a la venta. En realidad no tengo... bueno, estuve ocupado con un proyecto muy particular el año pasado, con Herbie, Wayne Shorter y Brian Blade. Hicimos una gira en verano. Es que prefiero concentrarme en algo concreto, no me interesa dedicarme a diez proyectos al mismo tiempo.
Para mí el Quinteto, la Big Band y ahora el proyecto con Trilok es el plan perfecto porque me permite trabajar en tres contextos musicales diferentes, cosa que me encanta. Podría seguir sumando y añadiendo ideas pero, tengo que tener en cuenta la limitación de tiempo que supone la gira, y quiero asegurarme de que se le dedica el tiempo necesario a estos proyectos para que puedan evolucionar. Si hago muchas cosas a la vez no se avanza, y como músico no me parece coherente, no lleva a ninguna parte. Prefiero la continuidad, que es muy importante para mí.
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: ¿Cómo encuentra el panorama jazzístico europeo?
Dave Holland: Sí, creo que está en plena forma. Bueno, siempre ha sido muy diverso, cada país tiene en cierto modo su propio estilo aplicado al jazz, que se fusiona con parte de cada cultura popular. Europa siempre ha respaldado al jazz, incluso más que América.
Estuvimos hace dos días en Roma. Han creado un espacio que han llamado “La casa del jazz” en un parque precioso, con su pequeño escenario y un estudio de grabación. Estuvimos tocando en los jardines, al aire libre. Había mucho dinero invertido en esta iniciativa, y en los músicos locales. Es increíble cómo en Europa te encuentras con pueblos pequeños que organizan conciertos de jazz. Como aquí sin ir más lejos, Almuñécar, esto no es muy grande, pero tienen su festival y nos invitan a tocar.
Es una disposición especial la que hay en Europa. A veces por ejemplo vamos a aldeas en Italia y se junta todo el mundo en la plaza para ver el concierto, así que... Sí, en Europa, este tipo de cultura, o más bien esta capacidad de apreciación de la cultura es algo muy significativo, y ha sido una actitud favorable para el jazz.
Los músicos europeos no siempre lo tienen tan fácil ni cuentan con la suerte o el apoyo suficientes, pero en fin, si vas por ejemplo a Holanda, a los Países Bajos, te encuentras con que el gobierno da muchas oportunidades a los músicos. Así que sí se puede decir que aquí existe un interés especial que no se observa tanto en otras partes del mundo.
Diego Ortega Alonso - Tomajazz: Muchas gracias, señor Holland. Ha sido todo un honor.
Dave Holland: Ha estado muy bien. Gracias por vuestra paciencia.

Diego, Ana y Pablo.
He aquí a los responsables de esta entrevista: ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario